Punto-Cine.com

Cine y DDHH en el FESAALP

Luisina Herrero Laporte 22 septiembre, 2018
Cine y DDHH en el FESAALP

La 13º edición del Festival de Cine Latinoamericano de La Plata – FESAALP llega con una sección paralela dedicada a los derechos humanos. La muestra aborda distintos ejes de las discusiones en torno al género, el derecho al aborto, la educación sexual y el feminismo comunitario a través de tres largometrajes: La cena blanca de Romina,  Las mujeres deciden y Las mujeres del Wangki. En la línea de la memoria, se encuentran los testimonios de los jóvenes colombianos que se suman a las organizaciones armadas con Voces de guerrilla y el enfrentamiento armado en Perú a través de Nada queda sino nuestra ternura. Además, se incluye la lucha de los pueblos originarios y la defensa de los bienes comunes a través de Kuyujani envenenado.

En esta edición el feminismo irrumpe en la pantalla del festival atravesando toda su programación, inclusive esta sección paralela de Cine y Derechos Humanos. Llega el documental argentino La cena blanca de Romina (2017), dirigido por Hernán Martín y Francisco Rizzi, que trata el emblemático caso de Romina Tejerina y la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

En Jujuy, hay una noche mágica para las chicas de San Pedro, donde son princesas como en los cuentos: es la cena blanca, la fiesta que se hace cuando terminan la secundaria. Romina no pudo asistir, el día de su cena blanca estaba presa; había matado a la beba concebida tras una violación que quedó impune.

Las mujeres deciden (2017), es un documental ecuatoriano de Xiana Yago. María es una médica española que realiza una investigación sobre embarazo adolescente en un hospital de la Amazonía. La doctora descubre que, a pesar de que el aborto es ilegal en Ecuador, muchas mujeres lo realizan clandestinamente bajo condiciones insalubres.

Además, algunos profesionales se lucran de esta situación poniendo en peligro la salud de las mujeres, especialmente la de las más pobres. A medida que avanza en su investigación, María descubre que detrás del embarazo adolescente y el embarazo no deseado, frecuentemente se esconde la violencia sexual.

Las mujeres del Wangki (2017), es una producción nicaragüense dirigida por Rossana Lacayo sobre el feminismo comunitario. Las mujeres del Wangki son indígenas de las etnias Miskita y Mayangna, que habitan las riberas del Río Coco o Wangki, al norte de Nicaragua y que, históricamente y a través de los años, han sufrido una triple violencia y marginación, por ser indígenas, pobres y mujeres.

Unidas y empoderadas están luchando por ocupar su espacio en una sociedad hostil y machista, preservando su identidad, conservando sus costumbres ancestrales y respetando y defendiendo el medio ambiente, que de forma dramática se está extinguiendo, por el avance incontrolable de la frontera agrícola.

Colombia es el país invitado este año en el FESAALP, y cuenta con una programación especial de diez producciones que ahondan en los procesos políticos, económicos y sociales. También se cuela en la programación dedicada a los derechos humanos con Voces de guerrilla (2018) dirigida por Sjoerd Van Grootheest.

Tras la firma del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC-EP, más de 200 guerrilleros entran en un campamento de desmovilización donde los rebeldes se preparan para una vida sin armas. Los excombatientes, marginados por el gobierno, buscan su nuevo camino dentro de una sociedad marcada por la violencia. Conocemos de cerca los guerrilleros, sus experiencias durante la guerra, sus razones para unirse a las FARC-EP, sus sueños de futuro y buscar su camino en la sociedad. Pero las incertidumbres surgen cuando grupos armados desconocidos se acercan al campo, y el gobierno se muestra incapaz de cumplir sus promesas de paz y bienestar para los ex combatientes.

Nada queda sino nuestra ternura (2018), documental peruano dirigido por Sébastien Jallade, ahonda en el conflicto armado de fines del siglo XX en Perú que para muchos, cambió para siempre el rostro del país. El territorio andino se convirtió en el espejo de una memoria fragmentada, con la que es difícil reconciliarse. Nada queda sino nuestra ternura, acompaña a mujeres y hombres que enfrentan los rastros dejados en el camino.

Kuyujani envenenado (2016), es una coproducción venezolano-brasilera dirigida por Alexandra Henao que trata la contaminación ambiental. Los indígenas Sanema y Yekuana están condenados a desaparecer a causa de la intoxicación por mercurio, utilizado por la minería ilegal. Quienes permiten y lucran con el negocio son los mismos que tienen la obligación de erradicarlo.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este artículo

sobre el autor

dejar un comentario