Punto-Cine.com

Entrevista al realizador chileno Gonzalo Justiniano, director de”Cabros de mierda”

Punto Cine 30 octubre, 2017
Entrevista al realizador chileno Gonzalo Justiniano, director de”Cabros de mierda”

Gonzalo Justiniano se ha caracterizado por crear una filmografía dotada de retratos de Chile. Largometrajes como Caluga o menta, Amnesia o B-Happy, hicieron que obtuviera variados galardones en diversos festivales internacionales y lo posicionaron como uno de los directores más imprescindibles del cine chileno.

Su último largometraje, Cabros de mierda, tendrá su estreno internacional esta semana en el Festival de Cine de Roma, donde también espera concretar otros proyectos que están en proceso de desarrollo.

¿Qué se siente volver al set luego de varios años sin estrenar una película?

Yo siento que nunca he parado de hacer películas porque las películas no se hacen solamente cuando se filman. Este proyecto lo trabajé durante dos años y medio. En el fondo la situación de rodaje es una combinación de las gestiones para conseguir financiamiento, trabajo con materiales de archivo, revisar el guión, locaciones, etc.

¿Y cómo sientes que ha sido el recibimiento de Cabros de mierda?

Para mí ha sido algo bastante especial, espectacular, es una película que ha conectado mucho con la emoción, con una emoción colectiva, con la emoción de una generación. Me han pasado situaciones bastante fuertes a la salida de las proyecciones porque gente se me acerca, me abraza, hay gente que llora y que agradecen la película, entonces,en ese sentido, ha sido bien especial. He conectado con el público y eso es una de las alegrías más grandes que me ha dado este proyecto.

Y respecto al Festival de Roma, ¿cuáles son tus expectativas?

Vamos a ver qué pasa afuera. El estreno internacional va a ser en el Festival de Roma, con público italiano, en una gran sala, formal, entonces vamos a ver si los Cabros de mierda logran emocionar a esa gente.

¿Desde dónde encaja esta película con el mercado italiano?

Es una película humana, que emociona, que tiene excelente personajes, que tiene una temática que es muy universal y que ellos la conocen mejor que nadie, que es el paso de la barbarie a la democracia, que es el paso de hacer justicia, o que impere el olvido. Ya me pasó con Amnesia, que tuvo una recepción impresionante allá y que al final la temática chilena pasaba a ser como un elemento, un link, a la experiencias que ellos vivieron muy fuertes bajo el fascismo.

¿De dónde nace la historia? ¿Bajo qué contexto?

De mi vida. De mirarme al espejo y preguntarme quién soy, qué cosas me han pasado y de una invitación que el Museo de la Memoria me hizo ver un material que había filmado hace 30 años atrás. Pensé que en un país donde habita tanta gente que le tiene miedo a la memoria, era importante contar lo que pasó, lo que sentiste, lo que viviste e invitar a otra personas a que se sumen, que completen los distintos puntos de vista y que arman lo que fue una época en tu vida y en tu país.

¿Cómo están llevando a cabo la distribución de la película?

Ahora estoy en negociaciones con dos agentes de venta, pero la estrategia es esperar que pase el Festival de Roma, que nos prometieron una gran cobertura, y a partir de eso entregarla a un distribuidor americano para América y otro europeo para los países de allá.

Como antecesor de esta nueva generación del cine que está destacando internacionalmente, ¿qué opinas del desarrollo de estos nuevos directores?

Yo lo veo de otra manera. Aquí hay un colectivo que se llama cineastas de Chile, que han estado trabajando hace tiempo y se puede decir que todo lo que están pasando ahora, es decir, surgimiento de nuevos talentos, nuevas temáticas y que haya un ente como CinemaChile que hace que las películas lleguen a los distintos festivales, que el cine chileno se esté dando a conocer y que posibilite coproducciones, y llevar adelante proyectos de nuevos directores. Para mí, es como una sucesión de hechos y es como un poco lo que soñábamos. Que este país esté desarrollando esto, a mi me parece que Chile está logrando ser un país normal, un país donde existe la cinematografía, existen talentos y logra sacar productos, mostrar su forma de ser en distintas partes del mundo.

¿Qué otros proyectos estás por llevar adelante?

Estoy trabajando en un proyecto que se llama El fotógrafo de Dios, donde estamos con un productor francés. Estamos llevando el proyecto a Italia aprovechando un poco la promoción que me ha dado Cabros de mierda. También buscando un productor italiano porque parte de la película transcurre parte en Italia y parte en Francia. Finalmente, tengo otro proyecto del que ya hicimos un teaser, que se llama Cueca brava, que es una película que está planteada para ser una miniserie de cuatro horas y pensamos hacer un montaje para cine también.

 

Fuente: Cinemachile.com

Compartir este artículo

sobre el autor

dejar un comentario